Etapa 15. Parque Impenetrable Don Manuel Roseo – Nueva Pompeya | 2 de Enero 2018

Nunca imaginé que en esta etapa, por numerología tan especial, pudiera pasar lo que pasó. Nunca pensé que pudieran matar a Compa, de la forma que lo hicieron.

Ahora, después de que hayan transcurrido ya 10 días y después de hablar con una persona que conocí durante este mes y medio, me planteo si estafador Juan Manuel Barboza, no tendría algo que ver. A mí me amenazó y aunque puse denuncia ante la policía de Chaco, en Tres Isletas, todavía no sé nada de esa denuncia .. es un tema que intento olvidar pero me está costando bastante (….)

Me centro en la etapa

Después de perder lugar donde descansar y protegerme de los mosquitos. Después de comprobar que familia Zulma no quería venderme nada, ni lo mínimo para subsistir .. unas simples galletitas, decido abandonar el parque de Don Manuel Roseo y emprender rumbo a Nueva Pompeya. Con tan buena suerte que encuentro a activistas freelances de Rosario, que también viajan para allí.

Mismas ganas que durante años, me habían hecho querer conocer ese lugar, en un momento se transformaron, en querer abandonarlo.

Rápidamente reorganicé el carrito, que tanto tiempo me hace perder y de un salto, subimos Compa y yo, a la linda camioneta tuneada de color azul, que nos llevaría a Nueva Pompeya.

Se me hizo corto el viaje, conversando con doctor Julio y compartiendo tererés con resto del equipo, Facu, Rodrigo y creo que Diego .. reconozco comienza a costarme recordar tantos nombres, aunque no olvido tantos momentos ..

Después de varias horas llegamos a nuevo destino. Me invitaron a descansar en un lugar que es patrimonio nacional, una misión en la plaza del pueblo, que tantos horrores esconde en sus muros .. Dicen algunos jóvenes, que allí, debajo del campanario, hay un almacén de armas antiguas .. un cementerio olvidado, un túnel de muchos metros .. espacios que nadie se atreve a investigar, aunque sólo sea por interés y memoria popular .. ya que también forman parte de un patrimonio que actualmente vigila, la orden marista.

También me invitaron a conocer problemática de habichuca, mal de Chagas .. en paraje Parmasola.

Mil veces pensé .. porqué me quedé .. si hubiera hecho noche allí y al día siguiente hubiera continuado, quizás ahora mismo Compa, estaría aquí a mi lado.

Y sé porque me quedé, me quedé por respeto a su hospitalidad. Me quedé, para conocer y ver en primera persona, esa enfermedad de pobreza cultural [email protected]

Allí, no obstante pude confirmar muchas cosas que ya sabía, de pueblos originarios, denominados aborígenes .. y que posteriormente reconfirmé en Sauzalito.

Solo el pueblo salva al pueblo, pero solo el pueblo lo condena (….)

¿Por qué Wichis adoctrinados por maristas o adoctrinados por quién sea, no ayudan a Wichis que sobreviven en condiciones mucho más desfavorecidas?

¿Por qué entre pueblos originarios, no crean redes internas de solidaridad, para ayudar a sus [email protected] más débiles e injustamente castigados?

¿Por qué? (….)

Al tercer día y a pesar de tormenta emprendemos camino hacia afueras del pueblo. Nos resguardarnos de lluvia en kiosco en frente de estación de servicio abandonada. Muchas horas intentando que alguien nos acercara al pueblo de nombre Wichi, antes de Sauzal y Sauzalito .. pero nada paraba e hicimos noche allí.

Día siguiente, domingo 7 deenero, después de intentar durante toda la mañana llegar a Wichi, por la tarde, decido pasear hasta la misión .. conectarme al wifi y comprar algo para cenar.

Compa me acompañó en ese paseo. Por seguridad la llevaba atada, para que no se metiera en problemas con otros animales ..

Cuando volvimos al lugar donde habíamos descansado noche anterior y después de comprar una pizza para cenar .. nos sentamos en el suelo, como un ración de pizza y como por la mañana unos laburantes vendedores de sandía, me habían convidado a sandía, decido convidarles yo a una parte de la pizza. Interrumpo cena, cruzo la calle y como siempre Compa que ya no estaba atada, se viene detrás mía. Justo al volver a cruzar una moto grande, que ni hace ademán de esquivar a Compa, ni mucho menos se detiene, le pasa por el medio, partiéndola en dos. Y en cuestión de minutos me quedé solo, muy solo .. durante días no conseguí reaccionar, era como sino pudiera creer lo sucedido. Ya han pasado tantos días y aún así, a veces tengo ganas de gritar .. vamos Compa dale ..

Creo que conocerla, fue lo mejor que me pasó en todo este tiempo, que llevo por América del Sur.

Me demostró todos los días, que la lealtad y muchas cosas más, no dependen del tiempo, ni tampoco de la edad (….)

Etapa 15